Cáritas Diocesana de Tenerife denuncia la «inacción» del Gobierno de Canarias ante los lanzamientos de familias sin recursos

recursos4

Cáritas Diocesana de Tenerife, en el marco de su proyecto “Base 25”, ha logrado paralizar recientemente dos lanzamientos de familias sin recursos que no tenían alternativas habitacionales, en los municipios de Adeje y San Cristóbal de La Laguna. Sin embargo, y debido a la inacción del Gobierno de Canarias, una pareja joven, con una menor de cuatro años a su cargo, se quedará hoy en la calle después de que el juzgado haya desestimado los recursos presentados tanto por el Gabinete Jurídico de Cáritas como los Servicios Sociales del ayuntamiento lagunero.

En este caso, explican los letrados de la institución diocesana, la pareja intentó negociar un aplazamiento de la deuda con el propietario de la vivienda, pero éste se negó, a pesar de la falta de recursos de los inquilinos. De igual modo, y aunque no se les informó del breve plazo que tenían para designar abogado de oficio, el juez no aceptó la nulidad del proceso. Por ello, y ante la falta de respuestas de la Administración regional, mañana se producirá el desalojo de la familia, a la que Cáritas y el Consistorio han ofrecido alternativas para evitar que se queden en la calle.

En la orilla opuesta, dos familias con menores a cargo, en el mismo municipio de La Laguna y en Adeje, han conseguido permanecer en las viviendas en las que residían, merced a la mediación del equipo de “Base 25”, que ha conseguido sendos aplazamientos tanto con la entidad bancaria como con el propietario de la casa en la que vivían. Todas estas actuaciones de Cáritas Diocesana de Tenerife se enmarcan dentro de su nuevo proyecto “Base 25”, financiado por el Cabildo de Tenerife, cuyo objetivo es prevenir y evitar el sinhogarismo en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Desde principios de año, se ha atendido a más de 90 familias y un total de 192 personas (de ellas, más de una treintena menores de edad) con problemas vinculados a lanzamientos y desahucios en distintos municipios de la Isla, ofreciéndoles acompañamiento psicosocial y apoyo en la búsqueda de alternativas habitacionales.

Alternativas habitacionales

Del total de familias atendidas, más de la mitad recibieron atención jurídica por parte de los abogados de Cáritas, que han conseguido paralizar o aplazar más de una treintena de lanzamientos. En todos los casos, el perfil predominante es el de parejas con hijos menores a cargo, que tienen trabajos precarios que no les permiten pagar el alquiler o que no tienen otra alternativa habitacional, lo que les lleva a ocupar una vivienda. En esta línea, Cáritas Diocesana de Tenerife, junto a las distintas administraciones públicas implicadas, trata de parar los lanzamientos de las familias y ofrecerles apoyo en la búsqueda de alternativas habitacionales, mediante la concesión de ayudas al alquiler y planes de intervención integral que ayuden a la familia a salir de la situación en la que están. De igual modo, también se negocia con las entidades bancarias la posibilidad de un alquiler social para las familias afectadas, al objeto de que puedan continuar residiendo en la misma vivienda que habitaban.

Junto a estas acciones, Cáritas Diocesana de Tenerife está trabajando con las administraciones públicas en la constitución de un parque de viviendas en régimen de alquiler social, a las que podrán acceder los beneficiarios del proyecto. La iniciativa se dirige a usuarios que carecen de otras alternativas y que acepten un proceso de acompañamiento psicosocial e intervención a través de un equipo multidisciplinar, para incidir en las causas que originaron la situación en la que se encuentran.