Cáritas Diocesana de Tenerife facilita la inserción laboral de 20 personas en situación de exclusión social en la isla de La Palma

Expo sin hogar ULL

Con más de un 20% de personas en situación de desempleo, la isla de La Palma continúa padeciendo los efectos de la crisis económica. No en vano, el año pasado 981 personas en situación de vulnerabilidad fueron atendidas por personal voluntario desde los servicios de base de las Cáritas parroquiales y arciprestales de la isla. Además, las cifras de personas en situación de sin hogar no han dejado de crecer en los últimos dos años, así como las familias con problemáticas habitacionales.

Por este motivo, desde principios de año Cáritas Diocesana de Tenerife reforzó sus acciones de atención y orientación a través del programa “Prepara 2.0”, financiado por el Gobierno de Canarias a través de fondos del IRPF. Merced a dicho programa, hasta el 30 de septiembre se habían atendido a un total de 89 personas, de los cuales 20 lograron la inserción laboral, lo que supone casi un 23%. De igual modo, 32 personas se encuentran realizando un itinerario personalizado de inserción y 12 están realizando formación profesional.

Para dar continuidad al trabajo que se viene realizando, Cáritas Diocesana de Tenerife pondrá en marcha en La Palma el proyecto “Mila”. Dicho proyecto, que está financiado por el Cabildo de La Palma, tiene como objetivo fundamental la mejora de la empleabilidad de personas desempleadas en situación de exclusión social o en riesgo de padecerla. Para lograrlo, se generan Itinerarios Personalizados de Inserción (IPI), mediante planes de acción individuales adaptados a las necesidades y características de las personas destinatarias y atendiendo a su situación personal, familiar y sociolaboral, que pueden incorporar acciones que van desde la orientación y la formación a las prácticas no laborales en empresas o la intermediación laboral.

En definitiva, se trata de que las personas adquieran las competencias personales y profesionales necesarias para conseguir y mantener un empleo. Estos Itinerarios Personalizados de Inserción, que tienen como protagonistas a las personas, ofrecen un enfoque integral. El objetivo es que la persona participante se sienta orientada, acompañada, motivada y reforzada en todo su proceso de búsqueda activa de empleo.

Paralelamente, el proyecto pretende potenciar las relaciones con el tejido empresarial, a través de la labor de prospección, con el fin de establecer colaboraciones que permitan conocer sus demandas específicas de perfiles profesionales que puedan dar lugar a la inserción laboral de las personas participantes del proyecto; convirtiéndonos en un puente eficaz entre el tejido productivo y el colectivo participante.

Cáritas Diocesana de Tenerife lleva trabajando, desde su Programa de Empleo, el desarrollo de estos Itinerarios Personalizados de Inserción socio laboral desde hace más 20 años por toda la provincia. El pasado año, 1.340 personas participaron en el Programa de Empleo de Cáritas Diocesana de Tenerife. Del total de participantes que fueron acompañados, 660 personas recibieron formación (el 44%) y un total de 368 (el 27,5%) lograron insertarse en el mercado laboral. En esta línea, nuestra entidad está en contacto con más de 260 empresas, con muchas de las cuales existe una relación y colaboración consolidada. De igual modo, debemos recalcar que las acciones para la mejora de la empleabilidad son un eje transversal de todos los programas y proyectos de la institución, entendiendo que el acceso al empleo es un elemento fundamental para la integración personal y familiar de las personas.