Cáritas Diocesana de Tenerife lamenta el aumento de las personas sin hogar en la provincia de Tenerife

Base 25 Granadilla

El Programa de Inclusión Social de Cáritas Diocesana de Tenerife cuenta con 140 plazas en ocho recursos alojativos ubicados en los municipios de Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Puerto de la Cruz y Granadilla, o en La Palma. Además, se cumple un año el proyecto de viviendas unifamiliares para núcleos sin hogar o en exclusión residencial. La crisis económica ha hecho que muchas personas cuyas vidas estaban normalizadas hasta hace tres años se hayan visto abocados a vivir en la calle o acudir a los recursos sociales alojativo, en algunos casos en situación de desempleo o con un empleo precario, con una pensión no contributiva o con alguna discapacidad.

Cáritas en Tenerife lamenta que se haya cronificado la problemática de las personas sin hogar en la provincia, sobre todo por la situación especulativa del mercado de alquiler debido al auge de la vivienda vacacional, que ha afectado a aquellos con recursos más bajos que buscan el alquiler de primera vivienda. El año pasado atendió a 534 personas y acogió a 352 en los diferentes recursos alojativos con los que cuenta, una cifra que continuará al alza este ejercicio, donde se prevé que las personas atendidas y acogidas aumenten en torno a un 10%. No en vano, hasta noviembre habían atendido a un total de 572 personas.

En el caso de las viviendas para familias sin hogar, en diciembre de 2017 arrancó este recurso alojativo donde las personas que lo necesitaran pudieran mantener su intimidad y su independencia. Un brasileño y una argentina, ambos en situación administrativa irregular, junto a su bebé que había nacido en la Isla, fueron los primeros en acceder a ese espacio estable donde vivir, gestionar su documentación, recibir orientación jurídica, social, laboral y de acompañamiento, recibir cobertura de necesidades básicas, hasta que encontraron empleo les permitió conseguir una vivienda de alquiler.

 

                                                                                                                                      Publicado en el periódico Diario de Avisos